Reino Unido ampliará en un 15% el personal de su agencia de inteligencia y duplicará el gasto en seguridad aérea para defenderse ante posibles ataques de militantes islámicos procedentes de Siria, dijo este lunes el primer ministro, David Cameron.

El país decidió reforzar sus defensas tras crecer el número de amenazas contra Reino Unido y los recientes ataques de París y Túnez, además de otros siete potenciales ataques registrados en los últimos seis meses que Reino Unido pudo frustrar, según indicó Cameron.

NOTICIA: Francia promete "acción apropiada": Hollane

"Hemos estado al tanto de la existencia de estas células operando en Siria que radicalizan a personas en nuestros propios países, que potencialmente mandan de vuelta para que lleven a cabo los ataques", dijo Cameron a la radio BBC desde el complejo turístico turco de Belek, donde asiste a la cumbre del G-20.

"Nuestros servicios de seguridad e inteligencia han conseguido frenar unos siete ataques en los últimos seis meses, aunque eran de menor escala. Esta es una de las razones por las que estamos reforzando los servicios de seguridad e inteligencia", añadió.

Cameron declaró que su país se enfrenta a una lucha generacional que requiere mayores recursos humanos para contrarrestarla.

El Gobierno británico anunció que como parte de la revisión que se realiza cada cinco años sobre defensa y seguridad, que se publicará el 23 de noviembre, está previsto que se destinen 1,900 espías que se incorporarán a las agencias MI5 y MI6 y la agencia de espionaje GCHQ.

NOTICIA: Siria culpa a Francia de los ataques a París

Este anuncio también contempla un "paso para el cambio" respecto a la seguridad aérea, tras el atentado contra un avión ruso que se estrelló en Egipto el mes pasado, que Reino Unido sospecha que fue derribado por la explosión de una bomba.

Está previsto que Cameron aborde el tema sobre la seguridad aérea con los líderes que acudirán a la cumbre del G-20 que se celebra este lunes en Turquía, así como durante la reunión bilateral prevista con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Cameron prevé aumentar al doble el gasto del Gobierno en materia de seguridad aérea, que actualmente es de 9 millones de libras (12.7 millones de euros) al año, durante los próximos cinco años.

erp