Londres.- El Reino Unido anunció este martes la firma de un acuerdo comercial con Turquía que prolonga los aduaneros ya existentes con la Unión Europea después del 1 de enero, con la esperanza de llegar a un compromiso más global de libre comercio.

Una vez finalizado el periodo de transición pos-Brexit, los acuerdos comerciales vigentes entre la UE y otros países dejarán de aplicarse al Reino Unido, que deberá concluir nuevos textos para evitar las barreras aduaneras.

En ese sentido, este martes se firmó un documento entre Liz Truss, ministra de Comercio Internacional británica, y Ruhsar Pekcan, su homólogo turco, por videoconferencia.

Este acuerdo permite "garantizar los aranceles preferenciales existentes para 7,600 empresas que exportaron hacia Turquía en 2019", explicó el ministerio de Comercio británico en un comunicado.

Esto ayuda a "proteger las cadenas de suministro en los sectores automotriz y manufacturero", incluido el acero, los textiles y las partes de automóviles enviadas por Ford a Turquía para el ensamblaje destinado al mercado británico, dijo.

"Las dos partes también están comprometidas en trabajar por un acuerdo de libre comercio más beneficioso", agregó Londres.

Es "un primer paso para fortalecer nuestros lazos", dijo Pekcan el lunes, mientras que el presidente Recep Tayyip Erdogan calificó el documento firmado como "el acuerdo más importante desde el acuerdo para la unión aduanera" con la UE, firmado en 1995.

El Reino Unido comienza a presentarse como un campeón del libre comercio pos-Brexit. Paralelamente a las negociaciones con la Unión Europea, que permitieron alcanzar un acuerdo histórico el pasado jueves, Gran Bretaña firmó acuerdos comerciales con 62 países, como Japón, Singapur, México y Kenia, ampliando en su mayor parte acuerdos ya existentes en el marco de la UE.

Sin embargo, las conversaciones con Estados Unidos no arrojaron ningún resultado concreto a pesar de las promesas de salida de Donald Trump.