Londres.- Una británica fue sentenciada a 12 semanas de prisión por toserle en la cara a un policía mientras afirmaba tener Covid-19, informaron medios locales.

“Cualquier abuso y comportamiento amenazante hacia los servicios de emergencia es inaceptable en cualquier momento. Sin embargo, este episodio refleja la seriedad de las amenazas y los actos intimidatorios para hacer que otros teman contraer coronavirus”, afirmó el superintendente Dave Marshall.

La civil de 25 años pateó un automóvil que estaba estacionado frente a una estación de tren en Norwich y se resistió a ser interrogada por los oficiales. Ella admitió haber causado daños y estar en estado de ebriedad en el momento del percance.

"Esto debería actuar como una advertencia clara de que habrá graves consecuencias para cualquiera que se comporte de una manera tan amenazante con los demás durante esta pandemia", declaró el intendente al diario The Guardian.

A partir del jueves, la persona que asegure estar infectado y tosa de forma deliberada en la cara a funcionarios de emergencias, podría ser condenada hasta con dos años de cárcel, informó el Director de la Fiscalía Pública británica.

Aunque la policía británica dice que ha intentado persuadir a las personas para que sigan las reglas del distanciamiento social, ha reconocido tener dificultades para controlarlo.

Hasta el momento en Reino Unido hay 17,399 infectados, 1,019 fallecidos y 135 rehabilitados de Covid-19.