La poca afluencia de votantes ha marcado el desarrollo de los comicios durante la jornada electoral en Venezuela, debido a que la principal alianza de partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) decidió no concurrir a este proceso el cual califican de “fraudulento”.

En un recorrido realizado por El Estímulo, se constató que los centros de votación en el este de Caracas están vacíos a pesar de que abundan los puntos tricolor (oficialistas) en cada esquina. Mientras que en el oeste de la capital se verificó que muchos de los llamados puntos rojos están a escasos pasos de los centros de votación.

El exgobernador Henri Falcón y el pastor evangélico Javier Bertucci, segundo y tercer favorito en los sondeos de opinión respectivamente, denunciaron que el gobierno irrumpe la norma al instalar toldos para controlar el voto oficialista a menos de 200 metros de los centros electorales.

El ingeniero Reinaldo Quijada, el candidato presidencial con menos popularidad, también sufragó pero hasta el momento no han trascendido sus declaraciones.

La Mesa de la Unidad Democrática indicó que en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015, habían ejercido su voto 48% de los electores inscritos a la 1 de la tarde. Y en las elecciones de gobernadores de octubre del año pasado, este mismo corte registró una participación de 39% de votantes.

Esta nota fue publicada originalmente en El Estímulo de Venezuela.