Beirut. La oposición siria manifestó ayer que niños tan pequeños como de dos años de edad permanecen desaparecidos en las cárceles del país y edificios de seguridad del Estado, una afirmación que disputa las afirmaciones del gobierno de que no tienen presos a menores de edad y pone en duda la seguridad de los civiles que tomaron una oferta para huir la ciudad central de Homs.

El intercambio de prisioneros ha sido un tema clave, al tiempo que ambas partes en el conflicto se reúnen durante las conversaciones de paz en Suiza, por primera vez a lo largo de los tres años que la guerra civil siria ha durado. La oposición siria expuso que está en el proceso de compilar una lista de cerca de 50,000 ciudadanos que cree están detenidos, entre ellos 1,000 niños, la cual presentará a las Naciones Unidas esta semana. El gobierno también ha acusado a la oposición de retener a miles de personas.

El gobierno sirio niega que tiene apresados a niños y el ministro de Información, Omran al-Zoubi, aseguró ayer que incluso los niños combatientes reclutados por los grupos rebeldes no fueron arrestados.

Sin embargo, las organizaciones de los derechos humanos manifestaron que decenas de niños detenidos, recluidos en condiciones inhumanas en las cárceles sirias, siguen siendo una preocupación importante del conflicto en ese país.