Mientras Washington echa el cierre para la toma de posesión del presidente electo Joe Biden, Delta Air Lines impuso nuevas restricciones a los pasajeros con destino a la capital de Estados Unidos y los demócratas advirtieron de la posible violencia política incluso tras la asunción del 20 de enero.

Delta no permitirá que las personas que viajen a los aeropuertos del área de Washington lleven armas de fuego en sus vuelos antes de la toma de posesión, dijo el jueves el presidente ejecutivo, Ed Bastian.

Las decisiones se conocen tras el asalto al Capitolio la semana pasada por partidarios del presidente Donald Trump y disturbios en vuelos y aeropuertos. Funcionarios advirtieron sobre planes para protestas armadas en Washington y los 50 estados.

Los hoteles, las aerolíneas y otras empresas reforzaron la seguridad mientras las autoridades planeaban desplegar al menos 20,000 efectivos de la Guardia Nacional en la ciudad.

"Todos estamos en alerta máxima basados en los eventos de las últimas dos semanas en Washington", dijo Bastian a CNBC. Asimismo, afirmó a Reuters que su aerolínea incluyó pasajeros en una lista de prohibición de vuelo por su participación en incidentes como los que tuvieron como objetivo, por ejemplo, al senador republicano Mitt Romney.

En Washington, el perímetro de una valla alta que rodea el Capitolio fue ampliado para abarcar la Corte Suprema y la Biblioteca del Congreso. Las carreteras cercanas estaban cortadas y algunas empresas dijeron que cerrarían.

La congresista Abigail Spanberger, exoficial de la CIA con experiencia en terrorismo, advirtió sobre una posible violencia política tras la investidura. "Ciertamente nos estamos preparando para esos resultados potenciales durante este fin de semana y en la inauguración, pero no termina ahí", dijo a CNN.

El Servicio de Parques Nacionales dijo que aún no se había tomado una decisión sobre si cerrar el National Mall, que va desde el Capitolio hasta el Lincoln Memorial. El Monumento a Washington fue cerrado al turismo y la alcaldesa Muriel Bowser pidió a los visitantes que se mantengan alejados de la ciudad.