Las potencias extranjeras están ignorando las compras de armas de exiliados sirios, que están contrabandeando armamento liviano, equipos de comunicaciones y lentes de visión nocturna para los rebeldes dentro de Siria, dijo el viernes una fuente de la oposición.

La oposición también está intentando recibir armas antiaéreas y antitanques para los rebeldes del Ejército Sirio Libre y lograr el ingreso de oficiales retirados al país para coordinar la ofensiva militar contra el presidente Bashar al-Assad.

La fuente habló en una reunión de naciones occidentales y árabes en Túnez, donde demandarán a Siria que permita la entrega de asistencia humanitaria a civiles desesperados, ante la ausencia de un consenso internacional para poner fin a la represión contra una revuelta de 11 meses.

"Estamos recibiendo armas defensivas y ofensivas (...) Llegan de todos lados, incluyendo de países occidentales, y no es difícil pasar todo a través de las fronteras", indicó la fuente a Reuters, hablando en condición de anonimato.

"No hay decisión de ningún país de armar a los rebeldes, pero las naciones están permitiendo que los sirios compren armas y las envían al país", agregó.

Ministros de Relaciones Exteriores de más de 50 países asistirán a la primera cita del grupo "Amigos de Siria", en medio de una ola de ataques del Gobierno en Damasco contra la ciudad de Homs y la indignación mundial ante la violencia que ha cobrado miles de vidas en el levantamiento contra Assad.

En Homs, el fuego de artillería del Gobierno causó la muerte de cinco personas en el distrito de Baba Amro, dijeron activistas de oposición, mientras el bombardeo a vecindarios de la ciudad en manos disidentes entraba el viernes en su cuarta semana.

"Baba Amro está siendo golpeada con artillería desde las zonas cercanas. Un padre y su hijo de 14 años están entre los muertos. Ellos estaban tratando de huir de los ataques cuando fueron impactados por una metralla en la calle", dijo a Reuters Mohammad al-Homsi.

RDS