Beirut. El líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, reapareció a través de un video por primera en los últimos cinco años, lo que indica que ha sorteado la derrota del grupo terrorista en Siria e Irak, presunto califato del Estado Islámico.

Sentado sobre un sillón floreado en una habitación blanca y sin adornos o pinturas, habló sobre la derrota del grupo en la reciente batalla de Baghuz, prometió que la lucha no terminado y felicitó a los perpetradores del atentado suicida del Domingo de Pascua en iglesias y hoteles en Sri Lanka.

Su aspecto físico ha cambiado respecto a su última aparición en la mezquita al Nuri en Mosul, en el norte de Irak, en julio del 2014, cuando anunció por primera vez que la intención del Estado Islámico era recrear el califato islámico. Su barba es larga y canosa. Por lo demás, Baghdadi parece gozar de buena salud y no muestra signos evidentes de alguna lesión, a pesar de los numerosos informes de los últimos años de que había sido herido en un ataque aéreo.

Se cree que Baghdadi se esconde en el desierto sirio o iraquí.

Por el video que emitió el canal Furqan, echa abajo lo revelado hace dos años por militares rusos, que aseguraron que Al Baghdadi fue asesinado en una batalla. EU no confirmó  tal versión.

“Grave peligro”

Rita Katz, directora del sitio Intelligence Group, dijo que el video ilustra el grave peligro que Baghdadi aún representa como líder del grupo.

“Su aparición demuestra no sólo el hecho de que Baghdadi todavía está vivo”, sino también que puede resurgir junto con sus partidarios y reafirmar el mensaje de que el mundo sostiene una batalla en contra del Estado Islámico”, escribió Katz en Twitter.