Bogota.- La Procuraduría de Colombia confirmó la destitución e inhabilitación por 15 años del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, decididas el pasado diciembre, en un fallo publicado este lunes y tras el cual el burgomaestre pidió a sus seguidores salir a las calles a protestar.

"La Sala Disciplinaria confirmó la sanción de destitución e inhabilidad por el término de quince años", señaló el fallo en torno a la apelación que había intentado Petro, sancionado en un caso de dolo en la reconversión del sistema de recolección de basuras.

Petro, que ofrecía una rueda de prensa al momento de conocerse el fallo, llamó inmediatamente a sus seguidores a salir a la calle y mantener una "movilización permanente" en el centro de Bogotá.

"Esperamos a la ciudadanía en la Plaza de Bolivar para una movilización permanente", dijo a los periodistas Petro, un exguerrillero de 53 años que fue elegido para gobernar Bogotá de 2012 a 2016.

Un responsable de la Procuraduría, que en Colombia ejerce funciones de control sobre los funcionarios públicos, explicó a la AFP que la sanción contra el alcalde quedó ya firme y ahora solo hace falta "comunicar el fallo al presidente Juan Manuel Santos para que lo ejecute".

La decisión de la Procuraduría de destituir e inhabilitar a Petro fue inicialmente conocida el pasado 9 de diciembre y produjo masivas manifestaciones en las calles de la capital colombiana.

Desde entonces, el alcalde de Bogotá introdujo un recurso en un tribunal administrativo contra la sanción, presentó la apelación ante la Procuraduría y llevó su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El pasado viernes, en la reanudación de las protestas callejeras en contra de su destitución, Petro pidió precisamente a Santos esperar por la decisión de la CIDH antes de tomar cualquier decisión.

A la vez solicitó que su caso se decida en las urnas, pues paralelamente cursa también una convocatoria a referéndum revocatorio de su mandato, prevista para el próximo 2 de marzo.

mfh