Madrid.- El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, pidió hoy a los dirigentes del Partido Popular (PP), en su calidad de presidente de ese instituto, evitar el despilfarro y la negligencia en su gestión pública.

Rajoy encabeza este fin de semana en la localidad sureña de Sevilla el XVII Congreso del PP, que lo reeligió en el cargo para otros cuatro años, pidió a sus compañeros de partido ser 'un modelo de conducta política y de conducta moral'.

'Un modelo de conducta en la gestión. Estamos administrando los intereses de la gente. No podemos admitir negligencias, ni tolerar despilfarros, ni inventar problemas donde no existen, ni que cunda la discordia. No estamos para eso', manifestó.

'No digo que no quepa un desliz. Podemos tener caídas, como todos. Pero se requiere esfuerzo por evitarlas y rigor para perseguirlas', recalcó el gobernante, tras recibir el aval de la mayoría de los asistentes al Congreso.

En el encuentro, Rajoy eligió una nueva directiva que va seguir teniendo a María Dolores de Cospedal como secretaria general, pero incorpora a Carlos Floriano como vicesecretario de Organización.

Asimismo, mantiene a Javier Arenas como vicesecretario de Política Autonómica y Local, y Esteban González Pons pasa de ser secretario de Comunicación (cargo que desaparece) a ser vicesecretario de Estudios y Programas.

En la nueva dirigencia no ingresó ningún ministro con cargo de vicesecretario o secretario, aunque se mantienen en la Junta Directiva la vicepresidenta primera Soraya Sáenz de Santamaría, el actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

También permanecerán la titular de Fomento, Ana Pastor; el de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete; y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, entre otros.