Londres. El Parlamento británico divulgó el miércoles unas 250 páginas de documentos que revelan que Facebook estudió cobrar a empresas que desarrollan aplicaciones por el acceso a datos.

La comisión de medios del Parlamento incautó documentos confidenciales de Facebook al programador de una ahora extinta app de búsqueda de fotos de bikinis como parte de su investigación de las noticias falsas. Los documentos revelan que hubo discusiones internas acerca de la vinculación de datos con ingresos.

La comisión parlamentaria recibió los documentos del programador de apps Six4Three, que había adquirido los archivos del 2013 al 2014 como parte de una demanda en Estados Unidos contra la gran red social. El programador inició juicio a Facebook ante un cambio en las políticas de privacidad de la red social en el 2015 que llevó a Six4Three a cerrar su app Pikinis, que permite a los usuarios hallar fotos de sus amigos en traje de baño mediante una búsqueda en su lista de amigos.

Facebook respondió rápidamente que la difusión era engañosa.

“Los documentos que reunió Six4Three para su demanda infundada están presentados de una manera que resulta muy engañosa sin contexto adicional”, indicó el comunicado. “Ratificamos los cambios que introdujimos en la plataforma en el 2015 para impedir que una persona revele los datos de sus amigos a los programadores (...) tuvimos muchas discusiones internas (...) pero los hechos son claros: jamás vendimos datos de la gente”.

UE presiona a tecnológicas

Las autoridades de la Unión Europea quieren que Google, Facebook, Twitter y las empresas de internet en general presenten informes mensuales sobre los resultados de sus campañas para erradicar las noticias falsas de sus plataformas de cara a las elecciones del año próximo.

Funcionarios dieron a conocer las medidas como parte de un plan de acción contra la desinformación.

La comisión mencionó a Rusia en particular.

“Existen pruebas contundentes que apuntan a Rusia como la fuente principal de desinformación en Europa”, expuso el vicepresidente de la comisión, Andrus Ansip.

“Necesitamos que las plataformas de internet den un paso al frente”, dijo el comisionado de seguridad de la UE, Julian King.