La cumbre histórica en Singapur entre el presidente Donald Trump, y el líder norcoreano Kim Jong-un dará paso al inicio de un diálogo y proceso de negociación que podría durar años.

Para el académico y que fuera encargado de Negocios de la Embajada de México en Corea del Sur, Eduardo Roldán, entre las posibles condiciones que el presidente estadounidense impondrá a su contraparte será la desnuclearización completa, verificable e irreversible.

“El encuentro es una esperanza para encontrar la paz mundial de un problema que ya tiene casi 70 años. La condición de la desnuclearización completa comprende la destrucción de todos los arsenales, permitir a los expertos de EU y a los de la Organización Internacional de Energía Atómica supervisar la destrucción de las instalaciones nucleares y que una vez tomada está decisión no se podrá regresar a la carrera nuclear”, detalló el también embajador de carrera.

“Lo importante es que no haya precondiciones, si John Bolton influye en Trump y pone la condición absoluta de empezar con la desnuclearización completa no se va a lograr un avance. Corea del Norte puede comprometerse a la desnuclearización negociándola por partes y que sea gradual a cambio de apoyos para su desarrollo tecnológico y comercial, además de pedir un reconocimiento de relaciones diplomáticas”, detalló Roldán.

Para los analistas en Eurasia Group, Scott Seaman y Todd Mariano, es poco probable que Trump ofrezca un alivio inmediato de las sanciones, pero probablemente brindará suficientes garantías de apoyo para el desarrollo económico del Norte (a cambio de su buen comportamiento) para alimentar las expectativas en el mercado de oportunidades comerciales relacionadas con Corea del Norte.