Moscú. El presidente Ruso, Vladimir Putin, anunció que su país iniciaría la retirada de su principal contingente armando de Siria, un sorprendente final para una intervención rusa de seis meses, que reforzó al presidente sirio, Bashar al Assad, y asestó un duro golpe a los rebeldes sirios.

La decisión se produjo justo cuando en Ginebra se reanudaron las conversaciones de paz que son respaldadas por la ONU entre los representantes del gobierno de al Assad y los rebeldes. De igual manera, el anuncio por parte de Putin coincide con el quinto aniversario del inicio de protestas callejeras en Siria, un movimiento inicialmente pacífico que fue brutalmente aplastado por las fuerzas de al Assad.

A pesar de todo, Rusia ha respaldado a al Assad. Pero la decisión puede intensificar las presiones sobre el gobierno sirio para llegar a un acuerdo con los grupos rebeldes. Las conversaciones se reanudaron el lunes, después de romperse hace un mes debido a que los rebeldes estaban sufriendo grandes ataques en su fortaleza en Alepo. Desde finales de febrero, un inestable alto al fuego ha sofocado la guerra en Siria, pero las fuerzas de al Assad han seguido con los ataques a sus rivales.

Espero que esto aumente considerablemente el nivel de confianza entre todas las partes (...) y contribuya a una solución pacífica , dijo Putin en una reunión con sus principales colaboradores y que fue transmitida por la televisión estatal rusa la noche del lunes. Vladimir Putin añadió que tomó la decisión en coordinación con el presidente sirio Bashar al Assad.

Putin aclaró que seguirán en funcionamiento las bases rusas en Siria: la base aérea Hemeimeem en la provincia de Latakia y la base naval en Tartous, pero que la tarea de la intervención rusa se había logrado y que la diplomacia debía tomar ahora el relevo.

Al anunciar la decisión el mandatario ruso, también declaro que su campaña aérea había permitido al gobierno de al Assad defenderse de los rebeldes y crear un ambiente propicio para las conversaciones.

Ahora que el ministerio de Defensa y las fuerzas armadas han cumplido mayormente su misión, le he ordenado al ministro de Defensa iniciar el retiro de nuestro principal contingente en Siria a partir de mañana , dijo Putin.

No especificó cuántos soldados o aviones serán retirados, aunque enfatizó que las bases rusas que ya están en el país seguirán operando. No se ha divulgado el tamaño de las fuerzas rusas que se encuentran en Siria.

No estaba inmediatamente claro si el anuncio significó el cese total de los ataques aéreos rusos en Siria. El portavoz del Kremlin dijo que Rusia no creía que los problemas con los terroristas Rusia utiliza generalmente el término para todos los opositores de al Assad habían sido resueltos y que el país tiene aún la intención de mantener una presencia en el terreno. En el pasado, los anuncios rusos sobre las intenciones pacíficas en Siria han sido recibidas con escepticismo por las naciones occidentales.

Putin dijo que su decisión debe ser interpretada como una buena señal para todas las partes en conflicto y añadió que las fuerzas rusas seguirán vigilando el cumplimiento de la tregua.