Moscú. El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, presentó al presidente Vladimir Putin la renuncia de su gobierno, un inesperado anuncio tras el discurso del jefe de Estado en el que propuso reformas constitucionales.

“Nosotros, como gobierno de la Federación de Rusia, tenemos que dar al presidente de nuestro país los medios de tomar todas las medidas que se imponen. Es por ello que el gobierno en su composición actual presenta su dimisión”, dijo Medvedev, en unas declaraciones retransmitidas por la televisión.

Vladimir Putin propuso horas antes una serie de reformas de la Constitución para reforzar los poderes del Parlamento, aunque preservando el carácter presidencial del sistema político que dirige desde hace 20 años.

La principal medida anunciada tiende a reforzar el papel del Parlamento en la formación del gobierno, dándole la prerrogativa de elegir al primer ministro. Actualmente, la Duma confirma la elección del jefe de Estado.

El presidente Putin multiplicó las sorpresas al nombrar a un nuevo primer ministro desconocido para el público. Se trata de Mijail Mishustin, de 53 años, gran patrón del fisco ruso.

La politóloga Ekaterina Schulmann califica al nuevo primer ministro como una “figura neutral”, quien cumplirá un rol ejecutivo. “Es muy pronto para (hacer emerger a) un heredero”, señaló la académica.

“Cambios fundamentales”

Medvedev, muy cercano a Putin, explicó que dimitió tras la decisión de su mentor de aportar “cambios fundamentales en la Constitución” rusa, reformas que modifican, según él, “el equilibrio de los poderes” Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Entre otras propuestas de reformas expuestas por el presidente Putin figuran reformar los poderes de los gobernadores regionales, prohibir a los miembros del gobierno y a los jueces tener permisos de estadía en el extranjero y obligar a cualquier candidato a presidente a haber vivido los últimos 25 años en Rusia.

“Rusia debe permanecer como una república presidencial fuerte. Es por ello que el presidente, por supuesto, conservará el derecho de establecer las misiones y prioridades del gobierno”, advirtió.

El jefe de Estado mantendrá el derecho a destituir a cualquier miembro del gobierno y nombrará a los jefes de todas las estructuras de seguridad.

Según el experto independiente Konstantin Kalashev, Vladimir Putin, al presentar sus propuestas, quiso “crear confusión” sobre sus planes, pero lanzó un “debate real sobre la transferencia de poder” después del 2024.

Para la jefa de la televisión estatal RT, Margarita Simonyan, se trata de una “revolución sin derramamiento de sangre”, puesto que “Rusia se vuelve hacia el Poder Legislativo”.

En cambio, Alexei Kudrin, exministro de Finanzas, hoy a la cabeza del Tribunal de Cuentas, ve sólo un “pequeño paso” hacia el parlamentarismo.

Fechas para no olvidar sobre Putin

  • 2024: concluirá su periodo presidencial.
  • 1999: asume funciones como vicepresidente.
  • 1998: ocupa el puesto de director del Servicio Federal de Seguridad.
  • 1952: nace en Leningrado.