El presidente de Rusia, Vladimir Putin, pidió este jueves la formación de un frente internacional amplio para luchar contra el terrorismo y acusó a Turquía de comprar petróleo al grupo extremista Estado Islámico.

Durante un discurso sobre el estado de la nación, Putin pidió el final de lo que calificó como dobles estándares y la suspensión de cualquier apoyo a grupos terroristas.

NOTICIA: Parlamento británico aprueba bombardear al EI

Fue especialmente crítico con Turquía, acusándola de comprar petróleo al autoproclamado Estado Islámico. Dijo que el derribo de un caza ruso a manos de Turquía en la frontera con Siria fue un "peligroso crimen de guerra".

Ankara explicó que derribó el avión luego de que éste entrase en su espacio aéreo durante 17 segundos a pesar de sus repetidas advertencias. Moscú, por su parte, insiste en que la aeronave no abandonó el espacio aéreo sirio.

Rusia respondió al derribo desplegando sistemas de misiles antiaéreos de largo alcance en su base en Siria e imponiendo una serie de sanciones económicas contra Turquía.

"Sabemos que Turquía está llenándose los bolsillos y permite que terroristas ganen dinero vendiendo el petróleo robado en Siria", dijo. "Con ese dinero los bandidos están reclutando mercenarios, comprando armas y ejecutando crueles ataques terroristas contra nuestros ciudadanos, además de contra ciudadanos de Francia, Líbano, Mali y otros países".

NOTICIA: Nueva fuerza especial de EU para combatir al EI tendrá 100 militares

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, negó la implicación de su país en el comercio de petróleo con EI, pero el Ministerio de Defensa de Rusia mostró el miércoles una serie de imágenes aéreas y satelitales que mostraban a cientos de camiones cargados con petróleo cruzando la frontera para argumentar su denuncia.

Putin dijo que Rusia tomará otras medidas en represalia contra Turquía, pero no hará amenazas sin base.

"Les recordaremos no solo una vez lo que han hecho, y se sentirán apenados por ello más de una vez", apuntó sin concretar qué medidas podría tomar el Kremlin.

erp