El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó este martes a sus servicios secretos reforzar las medidas de seguridad en Rusia y en el extranjero, al día siguiente de que un policía turco asesinara al embajador ruso en Ankara.

NOTICIA: Ataque armado deja herido al embajador ruso en Ankara

"Pido a los servicios especiales que tomen medidas adicionales para garantizar la seguridad en el interior de Rusia y en el extranjero, y que aumenten la seguridad de las organizaciones rusas en el extranjero y de sus colaboradores", declaró Putin, citado por las agencias rusas.

NOTICIA: Antes, Turquía era un modelo regional, ahora podría estar en crisis

" Les pido que intensifiquen el trabajo con los servicios especiales extranjeros", agregó el mandatario ante los responsables de los diferentes servicios secretos del país, durante el Día de los Agentes de los Servicios de Información.

NOTICIA: Dos bombas dejan 6 muertos y 220 heridos en Turquía

El embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, fue asesinado el lunes por la noche en Ankara por un policía turco que dijo actuar como venganza por la situación en la ciudad de Alepo, que está a punto de ser reconquistada por el régimen sirio con el apoyo de Moscú.

Turquía y Rusia han establecido una comisión conjunta para investigar la muerte del diplomático. En total, 18 investigadores, agentes de los servicios secretos y diplomáticos rusos llegaron el martes por la mañana a la capital turca para participar en el dispositivo.

erp