El presidente de Rusia Vladimir Putin y el príncipe heredero saudita Mohamed bin Salmán se comprometieron este sábado 29 de junio a respaldar la prórroga del recorte petrolero que vence a finales de junio, el denominado acuerdo OPEP+.

El compromiso fue asumido por ambos líderes en el marco de la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20), que concluyó este sábado en la ciudad japonesa de Osaka. Putin consideró que el recorte petrolero podría ser extendido por otros seis o incluso nueve meses, de acuerdo con la agencia rusa Sputnik.

En declaraciones a la prensa en Osaka, el ministro ruso de Energía, Alexander Nóvak, también opinó que el recorte de la producción mundial de crudo debería prolongarse por nueve meses.

"Creo que la decisión sobre la prórroga está bastante consolidada", indicó Novak, quien aseguró que tanto Rusia como otros países productores de petróleo apoyan ampliar el acuerdo.

A finales de 2016, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y 11 productores independientes: Azerbaiyán, Bahréin, Brunéi, Guinea Ecuatorial (que se sumó al cártel en mayo de 2017), Kazajistán, Malasia, México, Omán, Rusia, Sudán y Sudán del Sur, acordaron en Viena reducir la producción conjunta en 1.8 millones de barriles diarios.

En diciembre pasado se aprobó la última prórroga del acuerdo, cuyo objetivo es estabilizar los precios del crudo.

Los países de la OPEP acordaron reducir la producción en 800,000 barriles por día durante un lapso de seis meses a partir de enero, mientras que los productores independientes se comprometieron a un recorte de 400 mil unidades diarias, con respecto a la producción de octubre de 2018.

Las naciones firmantes del pacto se reunirán el 1 y 2 de julio para decidir el futuro del convenio OPEP+.