Cientos de personas protestaron frente al Parlamento y el Palacio Presidencial taiwanés por la histórica reunión que sostendrá el presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, con su homólogo chino, Xi Jinping, el próximo sábado 7 de noviembre en Singapur.

La manifestación fue convocada por el opositor Huang Kuo-chang, líder del "movimiento de los girasoles", que en 2014 se opuso a la firma de un importante tratado comercial con China, luego de que las autoridades taiwanesas confirmaron esta mañana el histórico encuentro.

Miembros de la Unión del Partido Social Demócrata, el Partido Verde de Taiwán, de otros partidos políticos menores y varias organizaciones cívicas exigieron al presidente taiwanés la cancelación de la reunión y una explicación sobre su absurda decisión .

NOTICIA: Emiten advertencia de viajes a Bangkok en 23 países

Los manifestantes se quejaron del secreto que rodea el inminente encuentro en Singapur y recordaron que no hay consenso para que el presidente continúe las negociaciones políticas para definir el status del estrecho taiwanés, según reporte del sitio Focus Taiwán.

Además, la sorpresiva cumbre entre Ma y Xi se producirá a menos de tres meses de las elecciones legislativas de Taiwán, por lo que los manifestantes consideraron sospechoso el encuentro entre los líderes de China y Taiwán, el primero desde la guerra civil de 1949.

"La decisión de Beijing no sólo afectará a las próximas elecciones presidenciales, pero también es una oportunidad de la democracia de Taiwan", indicó Yung-ming Hsu, analista político de la Universidad Soochow de Taipei, durante la protesta frente al Parlamento.

NOTICIA: Partido Comunista chino propone abrir más economía a inversión foránea

La líder de la oposición y principal candidato a las elecciones presidenciales, Tsai Ing-wen, también se pronunció en contra de la reunió y dijo que "se sentía muy sorprendido" de que antes de los comicios se hubieran acordados la conversaciones del sábado.

"Una reunión de los líderes de los dos lados del estrecho es un gran evento, con la participación de la dignidad y los intereses nacionales de Taiwán, sin embargo, que sea de manera precipitada y caótica, es perjudicial para la democracia de Taiwán". indicó.

La líder opositora también pidió al presidente Ma para calmar la ansiedad que se ha generado entre la población por la histórica reunión y asegurar a la gente que no afectará ésta no afectará de ninguna manera el estatus de Taiwán.

Tsai destacó el peligro que supondría que, después de ocho años en el poder, Ma llegue a acuerdos con Xi en asuntos que pudieran poner la soberanía e independencia de la isla en peligro, por lo que le advirtió de que no hiciera promesas de futuro, que luego no pueda cumplir.

NOTICIA: China debe crecer al menos 6.5% en 2016-2020: Xi Jinping

En este sentido, el portavoz del gobierno taiwanés, Charles Chen, aclaró que la reunión está encaminada a intercambiar puntos de vista sobre el desarrollo pacífico de las relaciones a través del estrecho y que no se prevé la firma de ningún acuerdo.

La reunión es calificada como histórica debido a que se trata de la primera desde el fin de la Guerra Civil China (1927-1950), conflicto que dejó bajo control comunista a la parte continental y bajo control nacionalista a la isla de Taiwán.

rarl