Madrid.- Las protestas en España organizadas por el movimiento Democracia Real Ya, también denominado 15M, traspasaron la jornada de reflexión y alcanzaron el día de los comicios municipales y autonómicas con el mismo nivel de convocatoria.

En la Puerta del Sol de Madrid, y por quinta noche consecutiva, miles de personas recibieron las campanadas de las cero horas de este domingo con un aplauso, a la vez que se convocó a una Asamblea General para decidir si la movilización se mantiene luego de los comicios.

El movimiento, que inició el pasado domingo a través de las redes sociales, tiene ya repercusión en muchas ciudades españolas, en embajadas y en consulados de España en el exterior, donde miles de jóvenes protestan contra la clase política y la crisis económica.

Pese a que la Junta Electoral declaró ilegales estas manifestaciones en la jornada de reflexión del sábado, y en el domingo de votaciones, por considerar que interfieren en la decisión del voto, la Puerta del Sol siguió llena y cada vez se ven más tiendas de campaña.

La jornada de reflexión electoral previa a las elecciones de este domingo sirvió para recibir a más personas que decidieron acampar en la Puerta del Sol, y mantener la asambleas temáticas durante la noche.

A la vez, grupos de percusiones generaron un ambiente de fiesta, mientras en otras áreas de la plaza se recogían firmas de apoyo.

El aspecto que luce la Puerta del Sol es muy diferente al habitual, con mantas grandes y pancartas con leyendas diversas, mensajes contra los políticos, banqueros y el llamado establishment .

Los gritos, cánticos y coros de consignas son constantes, desde el ¡No, no nos representan! , hasta ¡El pueblo unido, jamás será vencido! .

Algunas asambleas de las comisiones se prolongaron hasta pasada la medianoche, como la de corte político, en la que centenares de personas tomaron la palabra para expresar la razón por la que se manifiestan y por la que creen que hay cosas que deben cambiar.

Entre esos temas están el sistema de salud pública, la Ley Electoral, el sistema de pensiones y jubilaciones, la especulación inmobiliaria, las denuncias de casos de corrupción contra políticos, y otros.