Una nueva protesta convocada este martes en Sao Paulo contra el alza de la tarifa del transporte público derivó en choques entre pequeños grupos de manifestantes y la policía, que los dispersó con gases y bombas de ruido.

La caminata no había comenzado cuando la policía comenzó a lanzar gases lacrimógenos para impedir que los manifestantes se desplazaran desde su lugar de concentración en uno de los extremos de la emblemática avenida Paulista, constató una periodista de AFP.

La acción policial provocó una estampida de personas que en su mayoría se congregaban de manera pacífica, pese a la presencia de algunos jóvenes con el rostro cubierto. Poco después, los manifestantes comenzaron a avanzar hacia el centro de la ciudad en medio de un fuerte contingente policial.

NOTICIA: Protestan en Sao Paulo contra propuesta para regular Uber

Imágenes de la televisión mostraban a varios manifestantes heridos, mientras la policía militar paulista informó en su cuenta de Twitter que "dos personas fueron detenidas portando artefactos explosivos".

En su mayoría jóvenes, los manifestantes portaban carteles con leyendas como "3.80 no pago" en relación al alza del precio. La segunda jornada de protesta de este año -la primera fue el viernes pasado- también fue convocada por el Movimiento Passe Livre, que pregona la gratuidad del transporte.

"Estoy aquí para protestar contra el aumento de la tarifa de transporte. Ese es el objetivo", dijo a la AFP Helena Gonçalves, una estudiante de 20 años.

NOTICIA: Crisis en hospitales de Río amenaza atención durante JO

"Yo participé de las protestas del 2013 y sí que tuvieron impacto en la ciudad, espero que ahora ocurra lo mismo", añadió.

En Sao Paulo, la enorme y superpoblada ciudad brasileña, el precio de la tarifa del transporte subió a partir del sábado de 3.50 reales a 3.80 (de 0.8 dólares a 1 dólar aproximadamente).

El gobierno paulista sostiene que el alza de las tarifas está por debajo del alza de la inflación en el 2015, que fue de 10.67 por ciento.

Tanto la protesta del viernes -que también tuvo lugar en Rio de Janeiro y otras ciudades- como la de este martes en Sao Paulo evocan las grandes manifestaciones de mediados del 2013 cuando millones de brasileños se lanzaron a las calles del país.

NOTICIA: Brasil reprueba la gestión de Dilma Rousseff

Convocadas inicialmente contra un alza del transporte, las movilizaciones poco a poco derivaron a una pauta mucho más amplia que incluía el rechazo a la corrupción y a la Copa del Mundo de fútbol que se realizó al año siguiente.

abr