Centenas de taxistas de Sao Paulo protestaron este martes contra una propuesta de la alcaldía, que según ellos legitimará las actividades del servicio de transporte compartido Uber.

Cerca de 300 taxis bloquearon durante más de tres horas una carretera que pasaba delante de la alcaldía de la ciudad, de unos 12 millones de habitantes, y lanzaron petardos en señal de protesta.

Otro grupo de conductores de taxi bloqueó el acceso al aeropuerto de Congonhas, según la página de internet de G1 de Globo.

NOTICIA: Río de Janeiro prohibe el uso de Uber

Al igual que en otras ciudades del mundo, los taxistas de Sao Paulo se oponen a la implementación de la estadounidense Uber, presente en 58 países del mundo y valorizada en más de 50,000 millones de dólares.

Uber, con sede en California, llegó a Brasil a mediados del 2014.

NOTICIA: "Uber quita trabajo a la gente": Rousseff

"Vamos a regular Uber para que no haya una canibalización y deterioro del servicio" de taxis, declaró el alcalde izquierdista de Sao Paulo, Fernando Haddad, quien aseguró que los conductores de la compañía pagarán igualmente impuestos.

La alcaldía propuso que estos trabajadores regularicen su situación mediante el pago de una tarifa por cada viaje y que ésta variará de acuerdo al horario del servicio, el barrio, la distancia recorrida y el número de pasajeros.

NOTICIA: Golpean y secuestran a conductor de Uber en Brasil

Se trata del segundo intento de la alcaldía en menos de tres meses de regular las actividades de Uber, una posibilidad condenada por los taxistas porque consideran que eso legitimará las operaciones de la compañía estadounidense.

abr