Hong Kong.- Miles de personas tomaron el domingo las calles de Hong Kong en una nueva protesta contra China como las vividas hace un año, exigiendo información sobre cinco personas desaparecidas relacionadas a una editorial local crítica del liderazgo de Pekín.

Otras editoriales y vendedores de libros están preocupados por las misteriosas desapariciones y en algunos casos han retirado de sus estanterías los libros en los que se critica a China.

Reuters visitó tres librerías en las que se vende material político y los dueños se negaron a ser entrevistados, citando temores a posibles represalias de China.

NOTICIA: Anonymous amenaza a gobiernos de China y Hong Kong

Hong Kong, una ex colonia británica que está bajo control chino desde 1997, tiene derechos garantizados constitucionalmente y autonomía de Pekín desde hace 50 años, pero la serie de desapariciones han generado sospechas de que las fuerzas chinas están ignorando la ley.

Los manifestantes, vestidos de amarillo, exigieron saber lo ocurrido con quienes han desaparecido y se reunieron a las puertas de las oficinas del Gobierno, el mismo lugar de las protestas prodemocráticas de 2014.

El Gobierno de Hong Kong dijo en un comunicado que está "firmemente comprometido con la protección de la libertad de expresión".

NOTICIA: Los secretos de Hong Kong, su sistema fiscal e infraestructura

"El imperio de la ley es la piedra fundamental de nuestra sociedad", dijo en el comunicado, y agregó que la policía está investigando los casos y que pidió la ayuda de las autoridades chinas.

Los organizadores de las protestas dijeron que unas 6,000 personas participaron de los actos.

mfh