Nueva York, EU. Cientos de personas se manifestaron este sábado en Nueva York contra Donald Trump y denunciaron el racismo y la intolerancia, según ellos, del que se perfila como candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos.

"Donald Trump, vete, racista, sexista, anti-gay", coreaban los manifestantes, que se reunieron en Columbus Circle, cerca de una de las torres Trump de Nueva York, custodiadas por numerosos efectivos policiales.

"Expulsen a Trump", "Construyan un muro alrededor de Trump", se leía en las pancartas de los manifestantes de las más diversas edades. "No dejen que la intolerancia se imponga a nuestra constitución", decía otra, así como "Cambio a Donald Trump por 25.000 refugiados".

"Construyan puentes, no muros", escribió un manifestante en referencia al muro que Donald Trump quiere construir en la frontera con México.

Al menos una persona fue detenida en la famosa Quinta Avenida durante una breve escaramuza que fue rápidamente controlada por la policía.

La protesta fue convocada por la organización "Cosmopolitan antifascists" (Antifascistas cosmopolitas), a la que se sumaron grupos locales, que aguardaban la asistencia de miles de personas.

También se unieron neoyorquinos de a pie, preocupados por el avance y el discurso del multimillonario, sobradamente a la cabeza de las primarias para elegir al candidato presidencial republicano para los comicios de noviembre.

"Es racista, sexista, homófobo, islamófobo, xenófobo, es un fascista. Esto tiene implicaciones para el futuro de Estados Unidos", dijo a la AFP Patrick Waldo, un historiador de 31 años, y evocó "una situación como la de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, y yo no quiero eso para mi país".

"Todo lo que dice es racista, es falso... Es chocante", opinó Nour Hapatsha, una musulmana de 22 años nacida en Estados Unidos. "Es ofensivo, no solamente para los musulmanes, sino para todos. Es muy peligroso, da miedo", agregó.

Un poco más temprano, en el otro extremo del país, unos cincuenta manifestantes bloquearon con sus vehículos una gran arteria en Fountain Hills, en los suburbios de Phoenix (Arizona, suroeste), donde el precandidato republicano organizaba un mitin. La manifestación provocó un embotellamiento de vehículos de varios kilómetros.

El controvertido sheriff del condado de Maricopa, Joe Arpaio, quien abiertamente apoya a Trump, dijo que haría todo lo posible para asegurar que el evento para impulsar su candidatura presidencial se llevara a cabo.

Finalmente Trump subió al escenario y el acto se realizó.

El jefe policial adjunto Joaquín Enríquez dijo a la AFP que tres personas fueron detenidas y que fueron remolcados dos vehículos.

"Estas detenciones se hicieron porque estaban bloqueando una vía pública, no porque estuviesen protestando", señaló.