Madrid.- Organizaciones no gubernamentales (ONG) internacionales prometieron donar 400 millones de dólares en ayuda para las víctimas del conflicto en Siria, donde se ha recrudecido la violencia, informó hoy la agencia kuwaití de noticias Kuna.

La conferencia internacional de donantes, que se celebrarán mañana miércoles en Kuwait con la presencia de al menos 69 países y 22 organismos, tiene como fin ayudar a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a recaudar 6,500 millones de dólares.

Será la mayor petición de fondos para ayuda humanitaria cursada en la historia de la ONU.

Una conferencia de donantes similar en 2013, también celebrada en Kuwait, logró recaudar 1,500 millones de dólares, en su mayoría procedentes de los países del Golfo Pérsico, para proporcionar alimentos, agua potable, medicinas y refugio a los civiles sirios.

Sin embargo, la ONU sólo ha recibido el 70% de esos fondos comprometidos para Siria, según el Servicio de Seguimiento Financiero.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien presidirá este miércoles la conferencia de donantes en Kuwait, ha lamentado que su organización no haya recibido todavía todos los fondos prometidos.

El conflicto en Siria, que comenzó el 15 de marzo de 2011 como una revuelta popular, se convirtió en una guerra civil, que ha dejado más de 130,000 muertos y unos 2.5 millones de refugiados y otros cuatro millones de desplazados en el interior del país.

La numerosa cifra de víctimas obedece a que se han intensificado la violencia y los enfrentamientos entre rebeldes y yihadistas en el norte de Siria.

Este martes, ocho rebeldes murieron y otros 15 resultaron heridos durante un atentado con carro bomba, perpetrado por el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), vinculado a Al Qaeda, en el norte de Siria, reportó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El vehículo estalló en una posición de los insurgentes entre las localidades de Hamdan y de Zardana, en la provincia de Idleb, en el norte de Siria y fronteriza con Turquía.

Desde el pasado 3 de enero, el norte de Siria es escenario de enfrentamientos entre los yihadistas y los combatientes de otras facciones rebeldes, que han causado más de 700 muertos.

Anoche, el Frente Islámico, la mayor alianza opositora islamista del país, que también participa en los combates contra los extremistas, emitió un comunicado en el que da un ultimátum al EIIL para que "detenga las violaciones, libere a los prisioneros y entregue las armas".

Sin embargo, combatientes del EIIL retomaron este martes el control total de la localidad de Al Raqa, uno de sus bastiones en el norte de Siria, tras cruentos enfrentamientos con las facciones rebeldes sirias.

Refugiados Siria

mac