El juez Julián Ercolini decidió el procesamiento de la ex presidenta Cristina Fernández por presunta asociación ilícita y administración fraudulenta en una causa que investiga la concesión irregular de obras públicas y le ordenó un embargo por 10,000 millones de pesos argentinos (unos 633 millones de dólares), informó el Centro de Información Judicial (CIJ). La ex Presidenta también fue procesada por administración fraudulenta agravada.

NOTICIA: Embargan 5.6 mdd a hija de Cristina Fernández y Néstor Kirchner

El juez federal también dispuso el procesamiento del ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido y del ex secretario de Obras Públicas José López, entre otros.

NOTICIA: Cristina Fernández irá a juicio por causa de operaciones cambiarias

Todo esto en el marco de la causa por el direccionamiento de obras públicas viales al grupo Austral, de Lázaro Báez, quien se encuentra detenido. Báez, un contratista de obra pública cuyo crecimiento patrimonial se ha revelado como sideral, era una persona de extrema cercanía con la familia Kirchner, desde la época en la que Néstor, el fallecido marido de la ex jefa del Estado, gobernaba Santa Cruz.

NOTICIA: Cristina Fernández, citada a declarar ante la justicia

Con información de AP

rarl