París.- La primera dama francesa, Valérie Trierweiler, volverá a su labor benéfica con un viaje a India la semana próxima, dos semanas después de haber sido hospitalizada tras los reportes de medios que aseguraron que el presidente François Hollande tenía una relación con una actriz.

Trierweiler, de 48 años, pasó una semana en el hospital para recuperarse de un shock y otra semana descansando en la residencia presidencial cercana a Versalles.

La revista de celebridades Closer publicó este mes lo que según dijo que eran imágenes de Hollande haciendo una visita nocturna al apartamento de la actriz francesa Julie Gayet en París.

La jefa de Action contra la Faim (Acción contra el hambre), Valérie Daher, dijo que Trierweiler proseguiría con el viaje que tenía previsto realizar a Mumbái el lunes en apoyo de la organización.

"Ha atravesado un período difícil y está muy cansada. Se encuentra mejor, al menos lo suficiente como para hacer el trabajo, aunque tuvimos que acortarlo", dijo Daher en la televisión BFM.

Hollande ha reconocido que había problemas en su vida privada y prometió aclarar cuál era su relación con Trierweiler antes de un viaje a Estados Unidos previsto para el 9 de febrero, pero ha esquivado las preguntas de los periodistas sobre su supuesta relación.

Trierweiler ha sido pareja de Hollande desde 2006.

El presidente se reunió por primera vez con el papa Francisco el viernes, el mismo día que un sondeo mostraba que dos tercios de los franceses creían que el supuesto romance había sido malo para la imagen del país de mayoría católica.

En casa, el revuelo ha desviado la atención pública del cambio que ha hecho Hollande este mes hacia políticas para favorecer a las empresas, con las que espera reanimar la segunda mayor economía de la zona euro que cuenta con unos índices de desempleo muy altos.

Hollande, de 59 años, es el presidente más impopular de la Francia moderna, según los sondeos, en un momento en el que lucha por cumplir su promesa de reducir el desempleo del 11 por ciento.

Trierweiler, que era periodista del semanario Paris Match y ha continuado en él como columnista de arte, no está casada con Hollande, pero asumió el papel de primera dama en las citas oficiales a raíz de las elecciones de mayo de 2012.

Él tiene cuatro hijos de una relación anterior con Ségolène Royal, alta funcionaria del Partido Socialista y candidata presidencial en el 2007. Royal anunció su separación poco después de perder esos comicios frente a Nicolas Sarkozy.

apr