El primer ministro de Portugal, Antonio Costa, fue puesto "en aislamiento preventivo" después de reunirse el miércoles con el presidente francés Emmanuel Macron, que dio positivo por Covid-19, anunció su gabinete el jueves.

Costa permanecerá en régimen de aislamiento hasta que "las autoridades sanitarias evalúen el nivel de riesgo", dijeron sus servicios en un comunicado.

"No muestra síntomas" y se sometió a una prueba de Covid-19 el jueves por la mañana, indicaron.

El jefe del ejecutivo socialista decidió cancelar "toda su agenda que implique su presencia física", incluyendo las visitas previstas a partir del viernes a Santo Tomé y Príncipe y Guinea-Bissau, dos antiguas colonias portuguesas en África.

Costa asistió a un almuerzo en el Palacio del Elíseo el miércoles con el presidente francés para abordar la presidencia semestral de Portugal del Consejo de la Unión Europea, que ejercerá a partir del 1 de enero.

Por su parte, el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, guardará cuarentena preventiva hasta el 24 de diciembre luego de haber tenido contacto en días pasados también con el mandatario francés.

Sánchez, quien se entrevistó el pasado 14 de diciembre en París con Macron, "se someterá a una prueba diagnóstica de inmediato para saber su situación", señaló en un comunicado el palacio de Moncloa.

Por lo pronto, "cumplirá cuarentena hasta el 24 de diciembre, fecha en la que habrán transcurrido diez días desde su encuentro con el presidente Macron en París", indicó la nota.

Esto significa que Sánchez "suspenderá toda su actividad programada para los próximos días en cumplimiento de los protocolos sanitarios", empezando con un acto al que tenía previsto acudir este jueves con el rey Felipe VI para inaugurar una exposición en la Biblioteca Nacional.

La sede de la presidencia francesa, el Elíseo, anuncio este jueves que Emmanuel Macron dio positivo en un test por covid-19 y que permanecería aislado una semana.

Macron se añade a la lista de jefes de Estado y de gobierno que han contraído el nuevo coronavirus en los últimos meses, como el estadounidense Donald Trump, el brasileño Jair Bolsonaro o el primer ministro británico Boris Johnson.

El socialista Pedro Sánchez no se ha infectado, pese a que en marzo su esposa, Begoña Gómez, tuvo Covid-19, y varios ministros de su gabinete, incluyendo a su vicepresidenta Carmen Calvo, también se vieron contagiados durante la primera ola de la pandemia, que golpeó con fuerza a España.