El presidente turco, Abdullah Gul, dijo que se estaba desarrollando el "peor de los escenarios" en Siria e instó a la comunidad internacional a actuar, señalando que Turquía seguiría haciendo todo lo necesario para proteger sus fronteras.

"Nuestro Gobierno realiza constantes consultas con los militares turcos. Lo que sea que se necesite se realiza inmediatamente, como ven, y continuará haciéndose de aquí en más también", dijo Gul a periodistas en la capital Ankara.

ATACAN SIRIA TRAS DISPAROS

El Ejército turco lanzó el lunes un ataque contra Siria en respuesta a disparos con morteros realizados desde territorio sirio y que impactaron en la provincia turca de Hatay, dijo a Reuters un funcionario.

Se trata del sexto día consecutivo de ataques contraofensivos por parte de Turquía. Los disparos provenientes de Siria impactaron en el territorio turco, a entre 150 y 200 metros de la frontera con Siria a las 1200 GMT, dijo el funcionario.

Los intercambios de ataques implican los hechos de violencia fronterizos más serios en la revuelta de Siria contra Assad, la cual comenzó en marzo del año pasado con protestas que pedían una reforma y que derivó en una guerra civil con matices sectarias.

La última ronda de ataques con morteros de parte de Siria afectó una zona de entre 150 y 200 metros dentro del territorio turco, en el distrito de Hacipasa, a alrededor de las 3 pm (1200 GMT), informó el funcionario.

Las fuerzas armadas de Turquía incrementaron su presencia en la frontera de 900 kilómetros con Siria en los últimos días.

Fuentes de rebeldes sirios en la provincia de Raqqa, que limita con la ciudad turca de Akcakale -donde bombardeos de Siria asesinaron a cinco civiles el miércoles pasado-, dijeron que vieron a cinco camiones del Ejército turco repletos de soldados, patrullando la frontera.

RDS