Cairo.- El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, viajará a Teherán a fines de agosto para participar de la Cumbre de Países No Alineados, en la primera visita de un jefe de Estado egipcio a Irán en más de 30 años, informó ese sábado la agencia oficial Mena.

De acuerdo con la agencia egipcia, que citó una fuente presidencial, Mursi participará en la Cumbre prevista para el 30 de agosto en la capital iraní, donde debe traspasar la presidencia pro témpore de ese movimiento a Irán.

Creado en 1955, durante la llamada Guerra Fría, el Movimiento de los No Alineados buscaba nuclear países que mantenían distancia tanto del bloque soviético como del bloque capitalista.

Irán rompió relaciones diplomáticas con Egipto en 1980, después de la revolución islámica, en protesta por la decisión del gobierno egipcio de firmar en 1979 los acuerdos de paz de Camp David con Israel.

El anterior presidente egipcio Hosni Mubarak consideraba a Irán como un elemento desestabilizador en Medio Oriente.

mac