El presidente de Perú, Martín Vizcarra, planteó este domingo 28 de julio un adelanto de las elecciones legislativas para el 2020 y el recorte de su mandato en un año, en medio de una pugna entre el Gobierno y el Congreso por unas reformas políticas.

Tras el anuncio, el líder del Congreso, el empresario Pedro Olaechecha, afirmó que aunque los legisladores no se aferran al cargo el Parlamento defenderá la institucionalidad y que la propuesta genera incertidumbre y mayor conflicto político.

Vizcarra, en su tradicional discurso de fiestas patrias en el Parlamento, dijo que la propuesta será presentada al Congreso porque el legislativo no ha aprobado todas las reformas como lo había planteado para luchar contra la corrupción.

El mandato presidencial y legislativo tienen un periodo paralelo de cinco años y el actual termina en julio del 2021.

"Perú reclama a gritos un nuevo comienzo, los peruanos deben poder elegir su destino para dar paso al Perú del bicentenario. Con esta acción se reforzarán los cimientos de nuestra República, aunque ello implique que todos nos tengamos que ir", dijo el mandatario alzando un folio con la propuesta en la mano.

Vizcarra dijo que la propuesta tiene carácter de una "reforma constitucional" y que por ello deberá ser ratificada mediante una consulta popular en un referéndum.

El sorpresivo anuncio lo hizo en momentos en que el Gobierno y el Congreso están enfrentados por una serie de reformas políticas que presentó hace unos meses el ejecutivo, pero que el Parlamento de mayoría opositora aprobó sólo parcialmente.

Una de las reformas reclamada por Vizcarra es sobre cómo levantar la inmunidad de que actualmente gozan los legisladores en caso sean acusados de delitos comunes.