El líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, presentó un nuevo proyecto de ley de migración, que contempla el muro fronterizo, castiga a las ciudades "santuario" y no incluye programas que beneficien a los inmigrantes, como los "dreamers".

El plan migratorio bautizado con el título "Construir el Muro, Aplicar la Ley de 2018" fue publicado la víspera por el representante republicano por California en su página web.

“Mantener las fronteras sólidas es una de las responsabilidades básicas de cualquier nación. Durante demasiado tiempo, Estados Unidos ha fallado en esta responsabilidad", indicó McCarthy.

El plan demanda la asignación de fondos para la construcción del muro en la frontera con México, la principal promesa de campaña del presidente Donald Trump, así como la creación de partidas presupuestarias para “garantizar el cumplimiento de la ley federal de inmigración”, pero sólo en materia de seguridad.

La iniciativa prevé castigos a las ciudades "santuario" que protegen a los inmigrantes indocumentados mediante la retención de fondos federales, además de que  impulsaría mayores penas carcelarias para los inmigrantes con antecedentes penales.

Por otra parte, no incluye ningún programa que beneficie o facilite una vía para la ciudadanía de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país, entre ellos los "dreamers" o jóvenes que llegaron en su infancia a Estados Unidos.

Aunque analistas consideran que es poco probable que la iniciativa de McCarthy prospere, señalaron que servirá como indicador para los republicanos de la Cámara de Representantes mientras se preparan para lo que posiblemente será un debate renovado sobre la inmigración en diciembre próximo.