Los precios mundiales de los alimentos cayeron por cuarto mes consecutivo en mayo, afectados por el impacto económico de la pandemia de coronavirus que ha estancado la demanda, dijo el jueves la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El índice de precios de la FAO, que mide las variaciones mensuales para una canasta de cereales, oleaginosas, productos lácteos, carnes y azúcar, promedió 162.5 el mes pasado, un declive de 1.9% respecto a abril. Fue la lectura más baja desde diciembre de 2018.

La medición de los lácteos cedió un 7.3%, con descensos fuertes tanto en los precios de la mantequilla como en el queso. El índice de precios de los cereales disminuyó un 1.0 por ciento.

El índice de precios de aceite vegetal bajó un 2.8% a un mínimo de 10 meses, mientras que el de la carne perdió un 0.8 por ciento..

Contra la tendencia bajista general, la medición de los valores del azúcar trepó un 7.4%, en gran parte por cosechas menores a las previstas en grandes productores, en particular India y Tailandia.

La FAO presentó además su primer pronóstico para la temporada 2020 en los cereales. La agencia calcula que la producción global sumará 2,780 millones de tonelada, que sería un alza de 2,.% respecto al volumen histórico de 2019.