Los precios de las casas nuevas en China subieron a un ritmo más lento en diciembre, con el endurecimiento de las políticas enfriando el mercado, mostró un sondeo privado, pero el crecimiento de los precios en el 2020 superó el ritmo del año previo pese a la pandemia del coronavirus.

Los precios de las casas nuevas en 100 ciudades subieron 0.25% en diciembre, respecto al mes previo frente a un alza de 0.32% en noviembre, moderándose por segundo mes consecutivo, según datos de China Index Academy (CIA), una de las mayores firmas de investigación inmobiliaria independientes del país.

No obstante, más ciudades reportaron incrementos mensuales. El número creció a 79 desde 71 en noviembre y 19 ciudades vieron precios de vivienda más bajos en comparación con 28 del mes anterior, mostraron los datos de CIA.

Dongguan y Guangzhou, dos ciudades en Greater Bay Area, en el sur del país asiático, lideraron los incrementos de precios. En tanto, ciudades del centro y norte como Luoyang y Zhangjiakou experimentaron las mayores caídas de precios mensuales.

“Con las medidas de enfriamiento del mercado del gobierno tomando fuerza, las ganancias generales de precios se mantuvieron en un nivel leve”, dijo Cao Jingjing, director de investigación de la CIA.

“El enfriamiento del crecimiento también se ve afectado por la profundización de las caídas de precios en algunas ciudades más pequeñas que vieron una economía local debilitada y una continua salida de población” explicó.

Sobre una base anual, los precios de las viviendas nuevas subieron 3.46% en diciembre, frente a 3.63% de noviembre. Para todo el 2020, los precios de las viviendas nuevas subieron 3.46%, desde 3.34% del 2019, mostraron los datos de CIA.