Moscú.- El primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, admitió este lunes que el avión ruso que se estrelló en Egipto con 224 personas a bordo fue posiblemente víctima de un "acto terrorista".

"La posibilidad de un acto terrorista se considera", dijo en una entrevista para el diario estatal Rossiiskaia Gazeta publicada este lunes.

NOTICIA: Identifican más de 100 víctimas de accidente aéreo en Egipto

Londres y Washington, así como los investigadores internacionales, sospechan que una bomba explotó a bordo del avión después de que despegara desde Sharm el Sheij rumbo a San Petersburgo, el sábado 31 de octubre.

Hasta ahora, Rusia no había querido atribuir lo ocurrido a un atentado, pero el presidente Vladimir Putin canceló el viernes los vuelos rusos hacia Egipto.

NOTICIA: Airbus confía en su A321 tras avionazo en Sinaí

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) aseguró haber derribado el avión como represalia por los bombardeos rusos en Siria, pero no explicó cómo lo consiguió.

Medvedev dijo que 80,000 turistas rusos se encontraban en Egipto cuando Putin ordenó suspender los vuelos hacia el país.

Desde el viernes, 25,000 fueron repatriados desde Sharm el Sheij, la estación balnearia de Hurghada y El Cairo, en vuelos especiales.

NOTICIA: Se escucha sonido de explosión en caja negra de avión ruso

Rusia necesitará dos semanas más para repatriar a todos los turistas, según Medvedev.

mac