El presidente estadounidense, Barack Obama, consideró este jueves "posible" que el sangriento tiroteo de la víspera en San Bernardino, California tuviera motivaciones terroristas, aunque la razón exacta aún no estaba clara.

"En este punto aún no sabemos por qué se produjo este horrible hecho", dijo Obama tras reunirse con su Consejo de Seguridad Nacional, un día después del tiroteo por parte de una pareja fuertemente armada que dejó 14 fallecidos, y del que la policía tampoco ha descartado todavía la pista terrorista.

NOTICIA: Suman 14 muertos tras tiroteo en San Bernardino

La policía tampoco ha descartado todavía la pista terrorista.

"Sabemos que los dos individuos que fueron abatidos estaban equipados con armas, y parece que tenían acceso a otras armas en su domicilio", explicó el mandatario, a lo que añadió: "Pero no sabemos por qué lo han hecho, no conocemos su motivación".

NOTICIA: Cultura armamentista aumenta los tiroteos en Estados Unidos

"Es posible que estuviera vinculado al terrorismo, pero no lo sabemos. También es posible que tuviera que ver con el lugar del trabajo", continuó, precisando que el FBI está a cargo de la investigación.

El presidente norteamericano ordenó que las banderas ondeen a media asta en los edificios gubernamentales, las embajadas y las instalaciones militares hasta el lunes, en señal de duelo.

erp