Lisboa.- Los líderes portugueses acordaron nuevas medidas de austeridad, sumándose a un intento coordinado de la zona euro que hasta ahora logró calmar los peores temores de los mercados a una propagación de la crisis griega.

El primer ministro portugués y el líder del principal partido de la oposición alcanzaron un acuerdo para introducir nuevas medidas que permitan recortar el déficit presupuestario del país en 2,000 millones de euros en el 2010, según dijo el jueves una fuente cercana a las negociaciones.

La mitad de este nuevo recorte procedería de subidas de impuestos y la otra mitad de una reducción del gasto público, indicó la fuente. Las medidas serían aprobadas este jueves por el gabinete.

Este fin de semana el Gobierno portugués dijo que reduciría su déficit presupuestario al 7% del PIB este año.

Al igual que las duras medidas anunciadas el miércoles por España, las medidas son el precio a pagar a cambio de la protección de la red de seguridad de 750,000 millones de euros anunciada el lunes por los ministros de Finanzas de la Unión Europea.

"La crisis del futuro del euro no es cualquier crisis, es la prueba más fuerte que Europa ha enfrentado desde 1990, sino en los 35 años previos", dijo la canciller alemana, Angela Merkel, cuyos votantes se oponen a cargar con la mayor parte del potencial rescate para estabilizar la moneda única.

"Esta prueba es existencial, debe ser aprobada", afirmó.

Las acciones mundiales subieron cerca de un 6 por ciento desde que se anunció el paquete de rescate. El euro se apreciaba el jueves, pero se mantenía cerca de los mínimos recientes frente al dólar.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 subió más de un 8% esta semana, recuperando las pérdidas sufridas durante la peor parte de la crisis, pero el oro, un refugio seguro en momentos de incertidumbre, seguía cerca de máximos históricos.

Un camino largo

"Será un camino largo, desafiante y con altibajos para poder estabilizar las finanzas de muchos países dentro de la zona euro, pero es absolutamente necesario que den esos primeros pasos", dijo Henk Potts, estratega de Barclays Wealth.

La agencia de noticias estatal Lusa citó a una fuente del Gobierno, a la que no identificó, diciendo que una de las propuestas incluye un recorte del 5% en los salarios de los gerentes de compañías públicas y de los políticos.

El Gobierno portugués ha prometido reducir su déficit del año próximo en 1.5 puntos porcentuales extras, desde el 9.4% que alcanzó en el 2009 frente a un bajo 2.7% del 2008.

Reunión gabinete británico

El nuevo Gobierno de coalición en Gran Bretaña, país que es miembro de la UE pero no adoptó el euro como moneda, se reunió por primera vez y acordó una reducción salarial del 5 por ciento para todos los ministros.

Recortes menos simbólicos y más sustanciales figuran alto en la agenda del nuevo Gobierno para enfrentar un déficit público récord, poniendo fin a la política del anterior primer ministro Gordon Brown, que buscaba gastar para sostener la recuperación de la economía.

Esas políticas, aplicadas por muchos Gobiernos, dejaron un exceso de bonos que en el caso de los estados más endeudados, los inversores se volvieron renuentes a comprar.

En un reflejo de ello, los costos de endeudamiento de España y Portugal se dispararon la semana pasada.

Pero Portugal y Alemania realizaron exitosas colocaciones de bonos el miércoles y la prima sobre la deuda griega tocó un mínimo en tres semanas. Una subasta de deuda del Gobierno británico celebrada el jueves recibió además una fuerte demanda.