El senador demócrata de Ohio, Sherrod Brown, no vaciló: Sí iré a la ceremonia de inauguración del presidente electo Donald Trump. Quiero estar en el acto para recordarle a Trump y a otros republicanos que daré la pelea para defender los derechos civiles . También estará Elizabeth Warren, demócrata de Massachusetts, para recordarle a Trump que no debe destruir la Oficina de Protección Financiera del Consumidor.

Hasta el momento ningún senador demócrata se ha unido al boicot que promueven representantes (diputados) del mismo partido. Son 60 los que han anunciado que no irán, casi un tercio del total de la bancada. Muchos de los que no irán lo decidieron en solidaridad con John Lewis, defensor de los derechos civiles. El fin de semana tuvo un encontronazo con Donald Trump en Twitter. Lewis le dijo a Trump que no será un presidente legítimo debido a la posible injerencia rusa durante la campaña electoral.

La declaración de Lewis galvanizó a la izquierda. (La confrontación de Lewis con Trump generó que el libro del demócrata incrementara sus ventas en Internet.) Pero la galvanización no llegó a los senadores porque muchos ciudadanos que votaron por ellos también lo hicieron por Trump. Es importante recordar que 25 de ellos intentarán reelegirse en el 2018. Así que hay 25 senadores que probablemente piensen que es arriesgado boicotear la ceremonia de investidura, dijo el representante demócrata John Yarmuth, que se unirá al boicot de John Lewis.

Demócratas se han unido a John Lewis por varias razones. Yarmuth dijo que Donald Trump fue legalmente elegido y será un presidente legítimo , pero que él no podía apoyar su comportamiento antes y después de la elección. No es la primera ocasión en este mes que los demócratas del Senado han defraudado a sus colegas representantes (diputados). Tan sólo hace dos semanas representantes demócratas presentaron varias acusaciones en el Colegio Electoral por la posible injerencia rusa en las elecciones, entre otras acusaciones. Sin embargo, ningún senador se unió a la protesta. Por lo pronto, 60 legisladores no irán a la ceremonia.