Berlín. El partido conservador Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) optó por la continuidad con la línea política de la canciller Angela Merkel, al elegir al moderado Armin Laschet como nuevo presidente de la formación.

Con una mayoría de 521 votos a favor sobre un total de 1,001, Armin Laschet, de 59 años, recibió más apoyos que Friedrich Merz (466 votos), rival histórico de la canciller y favorable a un giro a la derecha en el partido, según los resultados de la votación interna del sábado.

"Quiero que nos reunamos, que hagamos que la Unión Demócrata Cristiana (CDU) llegue a la cancillería en septiembre", dijo Laschet tras su victoria.

Rumbo a la cancillería

Estas elecciones en la CDU eran decisivas para el futuro de Alemania, ya que el ganador, en este caso Laschet, queda en muy buena posición para ser el candidato a canciller del partido en las elecciones legislativas del 26 de septiembre para suceder a Merkel, de 66 años, que lleva en el poder desde el 2005.

Pero la presidencia de la CDU no le garantiza automáticamente ese privilegio, ya que el líder del partido para las elecciones se designa más adelante y puede haber otros pretendientes al cargo.

Friedrich Merz, enemigo jurado de la canciller, seguirá pesando en el futuro de la CDU ya que aunque perdió este sábado logró muchos votos a favor.

Otro responsable, Markus Söder, dirigente del partido aliado Unión Social Cristiana (CSU, por sus siglas en alemán), también está muy bien situado ya que se ha convertido en una de las personalidades más populares del país, por su defensa de severas restricciones durante la pandemia.

El responsable sueña con que la CDU le invite a presentarse al cargo y convertirse, tal vez, en el primer canciller de su partido.