Bratislava. El secretario de Estado, Mike Pompeo, llegó a Eslovaquia, segunda parada en su gira por Europa Central. Su mensaje es que Estados Unidos quiere reincorporarse a la región para enfrentar a Rusia y China.

“Vladimir Putin está empeñado en minar a las democracias en el mundo, no se engañen. Debemos ser muy francos en esto”, dijo Pompeo al hablar ante un grupo de jóvenes y estudiantes de periodismo en Bratislava, la capital eslovaca.

Pompeo afirmó que los países poscomunistas son particularmente vulnerables a las inversiones depredadoras y a la injerencia política de China y Rusia. Para combatir la amenaza Estados Unidos está comprometido a impulsar su participación en la región a través de acuerdos de cooperación en defensa y programas de intercambio, sostuvo.

El secretario de Estado no se contuvo al decir que, debido a su historia y geografía, Eslovaquia tiene “un aprecio especial por el papel agresivo que Rusia sigue desempeñando en la región”, particularmente en Ucrania. Pero “Rusia no es la única nación que busca erosionar la soberanía y la libertad en Europa”. En particular, Pompeo advirtió a funcionarios que deben de tener cuidado de China.

Pompeo estuvo el martes en Hungría y ahora viajará también a Polonia, Bélgica e Islandia.