Policías franceses mataron a balazos este sábado a un hombre que penetró en su comisaría en Joué-les-Tours (centro-oeste) y los agredió con un cuchillo, mientras gritaba "Alá es grande", informaron fuentes cercanas a la investigación.

Los sucesos ocurrieron hacia las 14:00 locales. El hombre hirió en la cara a uno de los policías que estaba en la recepción al entrar, y luego a otros dos, antes de ser abatido.

"Gritó 'Alá es grande' desde que entró hasta que murió", informaron a la AFP fuentes cercanas a la investigación, que pasó a manos de la fiscalía antiterrorista.

erp