Teherán.- El sitio web opositor Sahamnews dijo que agentes de seguridad de Irán atacaron el domingo a manifestantes reformistas, que se reunieron en Teherán para marcar el aniversario de las disputadas elecciones de 2009.

Testigos indicaron que miles de oficiales de seguridad se desplegaron en Teherán para evitar un resurgimiento de las protestas contra el Gobierno que siguieron a la reelección del presidente Mahmoud Ahmadinejad en 2009.

"Fuerzas de seguridad atacaron a la multitud con bastones eléctricos (...) en la calle Vali-e Asr para dispersar a los manifestantes", indicó Sahamnews.

Otro sitio web opositor, Kaleme, dijo que "cientos de manifestantes" fueron detenidos por las fuerzas de seguridad.

Sitios web de oposición llamaron a una "protesta silenciosa" para conmemorar los comicios, que según reformistas fueron manipulados para asegurar la victoria del mandatario de línea dura.

Las autoridades dicen que la elección fue la más legítima desde la Revolución Islámica de 1979.

Sahamnews también afirmó que partidarios de oposición se reunieron en otras partes de la ciudad.

"Los dueños de tiendas recibieron la orden de cerrar sus puestos (...) cientos de personas se reunieron en otras áreas de Teherán", indicó el sitio web.

Los líderes de la oposición, Mirhossein Mousavi y Mehdi Karoubi, que encabezaron las protestas contra la reelección del presidente Mahmoud Ahmadinejad en 2009, habían sido puestos bajo arresto domiciliario después de convocar a una reunión el 14 de febrero.

Dos personas murieron en la manifestación del 14 de febrero, durante la que miles de partidarios de la oposición salieron a las calles en desafío a una fuerte presencia de seguridad para respaldar los levantamientos en Egipto y Túnez, que derrocaron a sus líderes.

Irán dice que los levantamientos en el mundo árabe se inspiraron en la revolución islámica de 1979 del país, pero está preocupada por la reactivación de las manifestaciones contra el Gobierno.

Los líderes iraníes han retratado la primavera árabe como un "despertar islámico", mientras evitan al mismo tiempo apoyar el levantamiento popular en Siria, su aliado más importante en la región.

Teherán ha condenado enérgicamente el despliegue militar por parte de Arabia Saudita para sofocar los disturbios en Bahréin. Arabia Saudita y Bahréin son aliados de Occidente.

apr