Milán.- La policía financiera llevó a cabo el martes registros en la sede de Fitch en Milán en el marco de una investigación abierta por la fiscalía de Trani (sur) contra las agencias de calificación, informaron fuentes autorizadas.

Esta fuente no proporcionó más detalles, y tampoco se pudo contactar con responsables de Fitch.

Esta visita de la policía financiera de Fitch se produce tras los registros llevados a cabo el jueves pasado en la sede milanesa de otra gran agencia de calificación, Standard and Poor's (SP), también por orden de esta fiscalía.

La fiscalía de Trani acusa a las tres grandes agencias de calificación, SP, Fitch y Moody's, de abuso de mercado.

Los magistrados reprochan a Fitch haber dado a entender que la nota de Italia tiene altas posibilidades de ser degradada antes del 31 de enero.

Las agencias de calificación suelen ser acusadas de agravar la crisis de la zona euro al degradar la nota de los países europeos en momentos claves.

apr