La policía federal de Brasil entregó cinco órdenes de arresto y realizó allanamientos en tres estados el lunes, como parte de una amplia investigación por corrupción en la compañía con participación estatal Petrobras que involucra a un ex tesorero del Partido de los Trabajadores.

Según la policía, contratistas pagaron sobornos por al menos 39 millones de reales (11,99 millones de dólares) a ejecutivos de Petrobras y amañaron subastas en el centro de investigación Cenpes de la petrolera.

Parte de los fondos supuestamente malversados fueron desviados hacia el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), que gobernó Brasil desde 2003 a mayo de 2016.

NOTICIA: Allanan oficinas de 12 constructoras brasileñas por red de corrupción

El ex tesorero del PT Paulo Ferreira ya estaba detenido por otra investigación, pero se enfrenta ahora a otra orden de arresto por su supuesta participación en el caso Petrobras, dijo la policía en una conferencia de prensa.

Representantes del PT y de Ferreira no pudieron ser contactados de inmediato para comentar la situación.

NOTICIA: Policía detiene a ex ministro brasileño Paulo Bernardo

La investigación del caso Petrobras, que sacudió Brasil y provocó la detención de decenas de líderes políticos y empresariales, descubrió una profunda trama de corrupción y fijación de precios en la petrolera y en otras empresas estatales.

Aunque en el escándalo se han visto implicados políticos de los principales partidos políticos brasileños, la onda expansiva del escándalo ayudó a la salida del PT del Gobierno, ya que le restó gran parte del apoyo popular y legislativo a la presidenta Dilma Rousseff, que fue suspendida en sus funciones en mayo.

NOTICIA: Fiscal pide arrestar al presidente del Senado y líderes partido gobernante brasileño

Rousseff, que se enfrenta a un proceso de juicio político en el Senado acusada de irregularidades en el presupuesto gubernamental, fue sustituido de forma interina por Michel Temer, un veterano legislador centrista que era su vicepresidente.

abr