Caracas.- El presidente de la Asamblea Nacional y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, debutó en la noche de este lunes como conductor de televisión en un nuevo programa llamado "Con el mazo dando", al que definió como "una nueva trinchera revolucionaria".

"Sabemos que este programa pudiera generar algunas expectativas que trataremos de cubrir. Cualquier observación la recibimos, para que se convierta este programa en una trinchera revolucionaria por la paz y por la patria", comenzó diciendo Cabello, un exmilitar que participó en el fallido golpe de estado que lideró el fallecido líder Hugo Chávez en 1992.

El programa, de una hora de duración, se emitirá los lunes por la noche por Venezolana de Televisión (VTV) y la televisión de la Asamblea Nacional (ANTV), ambas controladas por el chavismo y cuya programación está enfocada principalmente en difundir los logros de la revolución bolivariana y desprestigiar a la oposición.

El primer programa consistió en un monólogo con el que el presidente de la Asamblea Nacional, vestido con un traje azul oscuro y sentado en un mesa entre grandes imágenes de Chávez y el libertador Simón Bolívar, arremetió contra la oposición, de la que dijo que está fragmentada en seis grupos y a la que acusó de ser responsable del contrabando de productos hacia Colombia.

Cabello, exgobernador de Miranda y a quien muchos situaban entre los candidatos a suceder a Chávez -que meses antes de fallecer el 5 de marzo designó a Nicolás Maduro como su sucesor-, aseguró que este programa es idea del actual presidente, quien apareció "por sorpresa" en el plató.

Ambos mantuvieron un diálogo que alargó el espacio una hora más de lo previsto.

"Había que dar la pelea en todos los frentes, y el frente comunicacional es el más importante", dijo Cabello recordando un consejo que le dio Chávez.

El fallecido líder bolivariano, considerado el presidente más mediático de América Latina, inauguró a su llegada al poder en 1999 una nueva forma de hacer política utilizando la televisión pública para transmitir en vivo los actos oficiales y su "Aló Presidente", un programa dominical de varias horas de duración.

Maduro heredó esta forma de gobernar y a mitad de marzo del año pasado, cuando ya Chávez había fallecido y él era presidente encargado y candidato a las elecciones del 14 de abril, inauguró su propio programa semanal, "Diálogo Bolivariano", pero con los meses dejó de emitirse periódicamente.