Oslo.- Una feroz tormenta en el Mar del Norte forzó el jueves a algunas compañías petroleras a evacuar sus plataformas y cerrar la producción por preocupaciones de que pudieran ser impactadas por una barcaza a la deriva que se había desprendido de su anclaje.

Los fuertes vientos hicieron que se desprendieran las amarras de la barcaza y la enviaron hacia la plataforma Valhall de BP, ubicada al medio del Mar del Norte entre Noruega y Gran Bretaña.

NOTICIA: Tormenta invernal obliga a cancelar 2,855 vuelos en EU

Eso llevó a la compañía de petróleo y gas a cerrar la producción y evacuar a decenas de personal que se encontraba en la plataforma. ConocoPhillips también interrumpió su producción y retiró a personal de instalaciones en las mismas áreas.

Una portavoz del Centro de Coordinación de Rescate del sur de Noruega dijo a Reuters que la barcaza finalmente pasó a cerca de dos kilómetros de la plataforma de BP y no la impactó.

"Pasó el peligro. No hay otras instalaciones entre la barcaza y la costa de Noruega", comentó Borghild Eldoen. "Ahora corresponde a los dueños de la barcaza detenerla antes de que llegue a la costa", agregó.

BP informó que estaba comenzando el proceso de reiniciar la actividad en la plataforma, pero que era demasiado pronto para decir cuándo podría reanudarse la producción, pero que usualmente toma 24 horas tras una paralización completa.

ConocoPhillips se abstuvo de decir cuándo podría reanudar la producción en sus yacimientos de Eldfisk y Embla.

NOTICIA: Calor en Nueva York y nieve en Las Vegas en Navidad

Las evacuaciones tuvieron lugar un día después de que una persona murió y dos resultaron heridas cuando una gran ola impactó a una plataforma propiedad de la firma China Oilfield Services Ltd, que realizaba trabajos de perforación en el yacimiento Troll que opera la noruega Statoil en el Mar del Norte.

Noruega ha enfrentado las inclemencias del clima desde el miércoles, lo que provocó que la embarcación se desprendiera de su ancla y se dirigiera hacia las plataformas.

mac