La proporción de familias inmigrantes que fueron detenidas en la frontera sur se mantuvo sin grandes cambios los meses de junio y julio pese al efecto disuasorio buscado por la administración Trump, con las separaciones de menores, según datos oficiales difundidos.

Como había sucedido en junio, las estadísticas de julio muestran un incremento del porcentaje de familias arrestadas en el límite con México respecto al total de aprehensiones de inmigrantes irregulares registradas ese mes por la Patrulla Fronteriza, informó el Departamento de Seguridad Nacional.

De este modo, en julio la proporción de familias que viajaban juntas y fueron detenidas alcanzó 29.57% (9,258 personas) del total de interceptados en la zona fronteriza meridional, en comparación con 27.67% (9,434 detenidos) de junio y con 23.51% (9,485 detenidos) en mayo.

Los datos publicados dejan entrever que las políticas de tolerancia cero impulsadas por la administración Trump no lograron el efecto disuasorio buscado en la llegada de familias.

A finales de junio, el presidente Donald Trump se vio obligado a alterar sus nuevas medidas tras la acuciante presión, incluso dentro de su partido, que le acusaba de “inhumanidad”, por lo que ahora los padres e hijos pueden permanecer juntos en centros de detención de inmigrantes, aunque la viabilidad legal de la medida es incierta.