Ciudad de México. Los presidentes de México y Estados Unidos evaluarán la posibilidad de otorgar visas para que ciudadanos mexicanos pueden trabajar legalmente en el país vecino, informó el día de ayer el mandatario Andrés Manuel López Obrador.

"Se planteó lo de las visas de trabajo, ordenar el flujo migratorio y se va a analizar", dijo López Obrador sobre la reunión virtual que mantuvo el lunes por la tarde con su par estadounidense, Joe Biden.

López Obrador señaló que en ese encuentro por teleconferencia su gobierno propuso crear un nuevo programa "Bracero", nacido durante la II Guerra Mundial, para que mexicanos pudieran laborar en Estados Unidos.

López Obrador había adelantado el pasado fin de semana que, según una estimación de su gobierno, "la economía estadounidense va a necesitar entre 600,000 y 800,000 trabajadores por año", aunque no detalló cuándo.

"Hablé de que independientemente de la automatización, de la robótica, se va a requerir mayor fuerza de trabajo y nosotros tenemos una fuerza de trabajo joven, muy creativa", destacó.

Además se abordó el plan de Biden de destinar 4,000 millones de dólares para el desarrollo de Centroamérica y el sur de México. "Le subrayé que era un acierto de su parte", sostuvo.

Biden invitó a AMLO a una cumbre sobre cambio climático en abril.