Lima.- El presidente peruano Alan García afirmó el miércoles que su país tiene gas suficiente para exportar a México y al mismo tiempo abastecer el consumo interno, al desestimar críticas de opositores que alegan que la exportación pone en riesgo el mercado local.

"Sí hay gas suficiente en Perú, para consumo interno y para exportar porque el volumen total (de reservas) es de 15 trillones de pies cúbicos recuperables y el contrato de exportaciones es por 4 trillones por los siguientes 18 años", dijo García a periodistas en Palacio de Gobierno.

Las críticas se incrementaron la última semana conforme se acerca el inicio en junio de la exportación gasífera a México desde la reserva gasífera de Camisea (sureste).

El presidente rechazó que Perú deba modificar el contrato con México, suscrito en 2004 por su antecesor y adversario político, Alejandro Toledo (2001-2006).

"No es necesario (modificar el contrato) -agregó García- porque ahí se establece que, en caso de haber necesidad para el mercado interno, se puede tomar del gas que se exporta".

"En el Perú no hay ni habrá carestía de gas", enfatizó el presidente tratando de zanjar el debate que asoció con la campaña electoral de cara a las elecciones regionales peruanas de octubre.

El líder del Partido Nacionalista, Ollanta Humala, quien abrió la polémica, manifestó que el gas que produce Camisea está a punto de ser exportado pese a que no se ha cubierto la demanda interna, en lo que, según él, constituye una decisión que pone en peligro el desarrollo del país en los próximos 40 años.

Los pobladores de las regiones de Arequipa, Tacna, Moquegua y Puno (sureste de Perú) anunciaron que no van permitir que ni una sola molécula de gas se vaya a México y advirtieron que iniciarán movilizaciones para impedir la exportación de gas.

apr