Londres.- Personal de cabina de British Airways inició hoy una huelga de cinco días, la segunda de sus tres paros laborales en protesta por los planes de recortes de la aerolínea, tras el fracaso de las negociaciones entre el sindicato Unite y la empresa.

La aerolínea prevé que 70% de sus vuelos de larga distancia y 55% de los recorridos cortos y medios desde el aeropuerto londinense internacional de Heathrow operen de forma normal, reportó la cadena británica BBC.

Los otros dos aeropuertos londinenses en los que opera la compañía aérea británica, Gatwick y London City, funcionan normalmente.

La segunda de sus tres huelgas de cinco días de duración cada una comenzó este domingo, dos días después de que fracasaron las negociaciones debido a desacuerdos sobre salarios, reducción del nivel de personal y recorte de beneficios.

El director ejecutivo de British Airways, Willie Walsh, se negó por ahora a restablecer los vuelos a precio reducido, pese a que Unite, que representa a 12,000 empleados de cabina, había dejado claro que suspendería la huelga si los restablecía.

La compañía ha subrayado que restablecerá las ventajas de viaje, pero cuando haya terminado de aplicar toda su reforma del personal de cabina, que forma parte de las medidas de austeridad previstas para compensar las pérdidas de los dos últimos años.

Esta segunda huelga, que terminará el 3 de junio, coincide con las vacaciones escolares en Reino Unido, donde miles de pasajeros se ven afectados.

De no resolverse la disputa, otra huelga de cinco días está prevista del 5 al 9 de junio y podría perturbar los vuelos con destino a Sudáfrica, donde se celebrará el Mundial de futbol, del 11 de junio al 11 de julio.

Según Unite, los 12 días de paro -siete en marzo pasado y cinco la semana anterior- han costado a British Airways 84 millones de libras (poco más de 121 millones de dólares).

apr