Militares argelinos tomaron por asalto la plantan de gas donde terroristas islamistas habían secuestrado a 41 trabajadores extranjeros. Aunque las informaciones aún son confusas, según la agencia Reuters, 6 rehenes y 8 secuestradores habrían muerto cuando helicópteros de combate abrieron fuego contra los terroristas, que trataban de cambiar de ubicación a los rehenes en varios vehículos.

Una cifra inferior a la ofrecida por la agencia mauritana ANI y Al Jazeera, que cifran en 34 secuestrados y 15 islamistas los fallecidos en el bombardeo a la espera de un confirmación oficial por parte del Gobierno de Argelia.

Al menos 25 rehenes habrían logrado escapar antes de la operación del ejército argelino. En ella, cuatro rehenes extranjeros habrían sido liberados, entre los que se encuentra un ciudadano irlandés, además de liberar a un grupo de 600 trabajadores argelinos que estaban también retenidos desde ayer, informa Associated Press.

De acuerdo con un secuestrador citado por la agencia mauritana ANI, el resto de rehenes seguirían en poder del grupo terrorista, y entre los muertos figuraría el jefe del comando. También explicó que los secuestradores trataban de transportar a un lugar más seguro a parte de los rehenes, a bordo de vehículos de la sociedad que gestiona los yacimientos de gas, cuando la aviación argelina bombardeó el convoy.

REACCIÓN INTERNACIONAL

El presidente francés, François Hollande, criticó que la situación "parece desarrollarse en condiciones dramáticas" y que "las autoridades argelinas me informan con regularidad, pero no tengo suficientes elementos para hacer una evaluación".

Por su parte, un portavoz del primer ministro británico, David Camero, señaló que el Reino Unido no fue informado "con antelación" de la decisión del Gobierno argelino de intervenir militarmente en la planta de gas sino que fue informado cuando la operación ya estaba en curso.

En la planta gasista, operada por Sonatrach, BP y la noruega Statoil, hay ciudadanos europeos, estadounidenses y japoneses, 41 extranjeros en total, además de 150 argelinos. Un ciudadano británico y otro argelino murieron en el asalto terrorista de ayer.

La planta de Tigantourine está en el sudeste del país, no lejos de la frontera libia.

El responsable de la operación terrorista es Mokhtar Belmokhtar, antes líder de Al Qaeda en el Magreb, uno de los grupos integristas a los que Francia combate desde hace pocos días en el Norte de Malí.

En alianza informativa con

APR